Experiencias viajeras: Fede y Taty

/ / Latest posts, VCPark

Irse de casa es duro, implica tener esa sensación de individualidad, de libertad y auto abastecimiento, implica libertad económica, y poner la mente clara y enfocarse en buscar una estabilidad para poder armar los cimientos de una vida lejos de lo conocido y traspasar una barrera que implica tener la valentía de ir hacia lo desconocido.

Imagínense todo eso con un océano entre tu vieja vida y tu nueva vida. El miedo es inmenso, pero como el Quijote de frente a sus gigantes, decidimos enfrentarnos a nuestros miedos.

Sin más que un poco de dinero ahorrado y una mochila mas llena de sueños que de ropa, decidimos encaminarnos desde Argentina a España.

Camping con niños

Y por si fuera poco, al poco tiempo de haber llegado a Barcelona decidimos comprar nuestra furgoneta, para tener un techo y un medio para movernos.

Al mes de llegar y hacer todos los trámites para poder empezar nuestra nueva y aventurera vida, decidimos que teníamos que conseguir un trabajo, casi por casualidad decidimos irnos para el sur por la hermosa costa mediterránea, mas precisamente nuestro destino era Valencia, sin saber nada de la ciudad o de las oportunidades que podía darnos llegamos un caótico sábado por la noche al centro de la ciudad. Donde y como pudimos buscamos donde quedarnos, y casi como un faro en el camino, todo nos encaminó hacia Valencia Camper Park.

Sin saberlo, ese 8 de abril fue el inicio de algo mas grande que vendría luego. Luego de varios días de buscar sin éxito algún lugar donde poder trabajar nos aventuramos a preguntar en el bar del Camper, y llegó otra decepción, otro rechazo. Ya casi sin ánimos y pensando en volvernos a Barcelona, donde tenemos amigos donde resguardarnos, Rocío, la encargada del Camper nos preguntó si la vuelta a Barcelona era una decisión ya tomada, pues tras pensarlo y hablarlo con Iris, la encargada del bar, esperaban encontrar a alguien para la temporada de verano.

camping 3 estrellas

Ahí se esfumaron las nubes negras que estaban sobre nosotros, habíamos logrado nuestro primer objetivo.

Bueno, realmente fue Tati, mi esposa, quien comenzó a trabajar en el bar. A mi me demandaría un mes más conseguir trabajo en el camping, demostrando mis ganas de trabajar, mi energía y dedicación en pequeñas ayudas de jardinería y mantenimiento que me ofrecí a dar, Eugenio el dueño del Camper decidió darme un contrato de seis meses.

La alegría fue inmensa. Durante seis meses trabajamos muy duro, la temporada de verano fue súper intensa, aunque ya veníamos con la marcha, y nos avisaban a cada momento lo fuerte que es la temporada, fue una vivencia increíble.

Finalmente luego de meses de trabajo duro y momentos llenos de alegrías y tristezas nos fuimos de este lugar, el cual, irónicamente, nos generó la misma sensación que mencionaba al principio, irnos de casa.

camping caravaning

Ya que Valencia Camper Park se convirtió en mas que un lugar donde trabajamos y nos hospedamos, se convirtió en nuestro hogar, ya que el hogar es mas que el lugar donde uno vive, el hogar es donde uno tiene a su familia.

Por siempre agradecidos. Fede y Tati, (@Patasalmundo)

https://patasalmundo.wordpress.com/

https://www.instagram.com/patasalmundo/

https://www.facebook.com/patasalmundo/

Debes ser identificado introducir un comentario.